No nos hagan sufrir, piden mujeres migrantes a delincuentes.

Las mujeres centroamericanas son el grupo más vulnerable de los migrantes que cruzan territorio mexicano. Víctimas de violaciones, secuestros, trata, explotación sexual y laboral, saben que aquí las espera el infierno.
  • 2012-03-11 | Milenio semanal Juan de Dios  Garcia Davish.-
En el sur de México, migrantes hondureñas recogen sus pertenencias a un lado de las vías del tren para continuar su viaje hacia el norte del país. Foto: Claudia Guadarrama

ARRIAGA, Chis.- Los secuestros, asesinatos, desapariciones forzadas, violaciones, maltratos y desprecios hacia la mujer migrante se incrementaron en los últimos cinco años, denunciaron integrantes de la Iglesia católica, activistas y estudiosos, quienes piden que México suprima las visas para acabar con la ola de violencia en territorio mexicano.

Martha Sánchez, representante del Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM), calificó de preocupante la situación de vulnerabilidad de las mujeres inmigrantes, ya que en la actualidad son reclutadas por el crimen organizado como informantes, transportadoras de drogas, cocineras, sexoservidoras de los capos y hasta sicarias.

En la ruta de La Bestia, el tristemente célebre tren que viene desde Chiapas, las bandas criminales con frecuencia operan mediante la cooperación de maquinistas, ingenieros o guardias de seguridad. Los trenes se paran en medio de la nada para que los migrantes puedan ser asaltados.

Sánchez recuerda que el fatídico cinco de noviembre de 2008, cuando 12 mujeres migrantes fueron secuestradas en Las Anonas, Oaxaca, por un grupo de hombres armados. El tren se detuvo para que la banda delictiva pudiera realizar su trabajo, y nunca más se supo el paradero de las migrantes, aunque se considera que fueron enviadas a prostíbulos de la región.

Para la representante del MMM, quien desde hace 20 años trabaja en pro de los migrantes, Oaxaca y Chiapas son dos de las entidades donde más se capta a víctimas de trata. En la fronteriza ciudad de Tapachula los tratantes aprovechan la vulnerabilidad de las migrantes centroamericanas para “engancharlas” y explotarlas con fines sexuales o laborales. A la violencia física y sexual contra las mujeres en tránsito, se suman la extorsión, el secuestro y el asesinato.

De junio de 2005 a agosto de 2010, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) identificó en México 176 casos de trata de personas; su número aumentó a partir de 2007 y se agudizó en 2008 y 2009. Los estudios que realiza el MMM permiten asegurar que 80 por ciento de estas mujeres son víctimas de abusos, principalmente sexuales. Pero la impunidad permite que el crimen organizado no sólo explote sexual y laboralmente a las mujeres, sino que las reclute como “sicarias, ‘halconas’ o ‘mulas'” del narcotráfico, denuncia Sánchez.

“En el caso de nuestro movimiento -abunda-, nos asumimos como activistas dedicados a servir como canal de comunicación entre los migrantes, entre los migrantes y las autoridades, los medios de comunicación y la opinión pública, pero también como actores que construimos relaciones de apoyo con quienes toman decisiones; además, realizamos propuestas de política migratoria”.

“Desde nuestra óptica -continúa- vemos a la migración con un enfoque internacional, y uno de nuestros principales cometidos es evitar la desintegración de las familias a causa del fenómeno migratorio. Nuestras principales actividades son la movilización social, la ayuda humanitaria y la incidencia en las políticas públicas, pues nos preocupa el drama y sufrimiento de las mujeres migrantes”.

El trabajo del MMM ha permitido la reunificación de integrantes del Comité de Familiares de Migrantes Desaparecidos (Cofamide), quienes se encontraban en calidad de perdidos en el territorio de México.

Hondureña en Arriaga, Chiapas, en julio del año pasado. Foto: Javier García
AUMENTAN LOS PELIGROS

Por su parte, Heyman Vázquez, sacerdote y coordinador del albergue Hogar de la Misericordia, en la comunidad de Arriaga, consideró que “la situación para la mujer sigue igual. No hay cambios, no se frena; creo que más bien aumentaron los peligros para la mujer.

Incluso es mucho más peligroso si una mujer no va con ‘coyotes’, pero ahora también hemos detectado que ni con él ni con el guía tienen protección. Los ‘coyotes’ también están abusando de las mujeres”.

El representante de la Iglesia católica estimó, de acuerdo con los testimonios que recibe todos los días, que 80 por ciento de las mujeres sufren acoso, hostigamiento, violaciones, secuestro y explotación sexual. “Las inmigrantes están siendo víctimas de trata de personas y las están forzando para explotarlas sexualmente en cantinas y bares”, acotó.

“Basta ir a las vías del ferrocarril para darse cuenta de cómo se ve a la mujer migrante. No sólo por los mismos migrantes, sino por la población civil, que ve a la mujer como un objeto sexual. En el Estado de México, en Veracruz, Tamaulipas y la frontera norte es en donde más se llevan a cabo estos delitos de género. Por ello, consideramos prudente que el gobierno de México suprima las visas para los migrantes, en especial para las mujeres y menores de edad, quienes son los más vulnerables en este viaje migratorio a Estados Unidos (EU)”, concluyó Vázquez.

En opinión de la activista michoacana Elvira Arellano, de la organización Familia Latina Unida Sin Fronteras, quien durante un año se encerró en la iglesia Adalberto Metodista Unida de Chicago para evitar que la separaran de su hijo, Saúl Arellano, y la deportaran de EU, resalta: “La situación de las mujeres migrantes es difícil y preocupante; una considerable mayoría de ellas son violadas por policías ministeriales, estatales, federales y hasta por miembros del Ejército”.

Asegura que muchas de las mujeres vienen huyendo de la violencia de su país, incluso de manos de sus propias parejas, y cuando llegan a México se encuentran con un infierno. Aquí son consideradas objetos sexuales, lo que las hace más vulnerables para ser secuestradas y después obligadas a prostituirse bajo amenazas de muerte.

“En México no existen mecanismos que garanticen la no violencia contra las mujeres. El hecho de ser migrantes las hace aún más vulnerables, por lo que no dejaremos de seguir denunciando la complicidad y omisión por parte de los tres niveles de gobierno”, insiste Arellano.

Elvira Arellano, activista de la organización Familia Latina Unida Sin Fronteras.

-¿Cuál es el perfil de las mujeres migrantes?

-En su mayoría son madres solteras, del campo o de zonas marginadas, que viajan al norte en busca de una mejor oportunidad de vida para sacar adelante a sus hijos. Es triste que en México nos estemos perdiendo, apartando del camino de Dios, de ese México humanitario y solidario. En el mundo entero ahora nos están viendo como el México represor, que mutila, masacra, viola, secuestra, prostituye y asesina a la mujer migrante. Todavía no podemos borrar de nuestra mente las dolorosas imágenes de la masacre de San Fernando, Tamaulipas. No podemos borrar de nuestra mente los 72 muertos, porque todavía no se ha detenido a los verdaderos criminales. Tampoco a los asesinos y secuestradores de Veracruz.

Sin mediar pregunta alguna, continúa: “Vamos a seguir gritando, exigiendo respeto a la dignidad de la mujer migrante, vamos a seguir tomando las calles, carreteras, para hacer valer nuestros derechos como mujeres. Ya estamos preparando  nuevas acciones para evitar más violencia en Tabasco. En Semana Santa haremos una nueva caminata”, sentencia la michoacana.

Inmigrantes de Centroamérica durante su recorrido hacia Estados Unidos, en Chiapas en febrero del año pasado. Foto: Eduardo Verdugo/ AP
MUJERES DESTROZADAS

Fray Tomás González Castillo, coordinador del albergue La 72, en Tenosique, en donde el año pasado y en lo que va de este la violencia se desbordó a niveles terribles, señala: “La Bestia sigue mutilando los sueños y extremidades de los migrantes. Las mujeres también son destrozadas en la mandíbula de La Bestia. Hemos visto con horror, en hospitales y albergues, la tristeza de las miradas. De jóvenes que apostaron todo por un sueño y cayeron en una pesadilla de la cual todavía no se recuperan”.

En Tabasco la situación de las mujeres migrantes es “terriblemente dramática”, admite fray Tomás: un significativo número de abusos e irregularidades que se cometen contra las mujeres son por parte del Instituto Nacional de Migración (INM) y de los ladrones que operan con impunidad desde la frontera hasta Tenosique. “Los casos de violaciones son incontables. Nadie puede parar estos abusos”, lamenta el religioso.

Ante la gravedad de la explotación laboral y sexual -trata de personas-, la organización Todo por Ellos, que trabaja con niños y adolescentes en situación de calle, informó que el pasado domingo cuatro de marzo implementaron acciones de alerta para prevenir “enganche y explotación” de mujeres indígenas de Guatemala.

El presidente de Todo por Ellos, Ramón Verdugo Sánchez, dijo que estas acciones están encaminadas a alertar a las indígenas guatemaltecas que domingo a domingo se reúnen en el  parque central de Tapachula en busca de trabajo y diversión, pues allí se ha detectado la presencia de presuntos enganchadores de indígenas guatemaltecas para fines de explotación sexual y laboral.

Dentro de las acciones a tomar, explicó que sobresalen la construcción de una página web, folletos y correos electrónicos para recibir denuncias. Províctimas realizará alianza con Todo por Ellos, reveló Verdugo Sánchez.

“TENEMOS MIEDO, PERO CONFÍAMOS EN DIOS”

Iris, Georgina y Margarita son tres jóvenes hondureñas que viajan junto con dos amigos de su pueblo.

Sin problemas cruzaron el río Suchiate -división política entre México y Guatemala- con el fin de llegar a EU, en donde esperan juntar dinero para ayudar a sus padres.

-¿Saben de los riesgos?

-Sí -responde en forma inmediata Georgina, una joven de 18 años que hasta antes de abandonar su país vendía ropa usada en el centro de San Pedro Sula-. También sabemos que nos pueden violar, secuestrar o matar…

-¿Y tienen miedo?

-Sí, tenemos miedo. Pero confíamos en Dios.

-¿Saben qué pueden encontrar en el camino?

Zetas, policías, mareros; sólo le pedimos a Dios que si nos agarran no nos hagan sufrir. Que nos maten de un solo… -manifiesta Margarita con resignación.

-Ya vimos por la televisión y por internet todo lo que se vive, todo lo que se sufre. Ojalá que nosotras no tengamos problemas. Nosotros no vamos a tomar el tren sino que vamos a viajar de jalón, en tráileres o buses. No queremos morir destrozadas. Ya tenemos plan -dice finalmente Iris.

Con recelo las jóvenes abordan una combi que las habrá de transportar a Tapachula. Atrás de ellas, otro grupo de tres indocumentados camina en busca de un nuevo vehículo; minutos más tarde habrían de llegar otros cuatro inmigrantes después de cruzar el Suchiate mientras el sol reflejaba su rostro sobre el afluente.

Centroamericana en un refugio para inmigrantes en Tenosique, Tabasco, en marzo de 2011. Foto: Charles Rex Arbogast/ AP
DISCRIMINACIÓN Y VIOLENCIA

Las integrantes de Trabajando Juntas por Chiapas, quienes reparten en Arriaga alimentos, agua, condones, gorras, playeras y folletos para prevenir enfermedades contagiosas, entre ellas el sida, califican de extrema la vulnerabilidad de las inmigrantes.

Erika Sánchez, representante de la organización, describe: “Nos ha tocado conocer casos de mujeres que sólo por su fisonomía y color de piel son bajadas de los camiones. No sólo mujeres migrantes, también las mismas mexicanas son víctimas de estas violaciones por parte de las autoridades. Todas son vulnerables: no traen dinero, no traen papeles y son presas de la corrupción de las autoridades y de la violencia de la delincuencia organizada. Todos sabemos que hay autoridades de los tres niveles involucradas en todos los casos; sin embargo, se da más con la gente del INM”.

Rafael Navas, consejero de la Comisión de Atención a los Derechos Humanos de Migrantes del Consejo Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), reconoció que el flujo migratorio dentro del estado va en aumento, y que es un reto al que los chiapanecos deberían poner más atención. Además, admite que dentro de los migrantes el grupo más vulnerable es el de las mujeres.

De igual forma admitió que las mujeres migrantes han sido reclutadas mayoritariamente en ramas caracterizadas por sus condiciones de inestabilidad y desamparo jurídico, como el trabajo doméstico y de cuidados, la hostelería y la prostitución. Ello se suma al alto porcentaje de extranjeras que presta sus servicios sin que medie dinero; es decir, a aquellas mujeres que se ocupan en el mantenimiento de sus propios hogares o el de sus parientes sin que sus tareas sean siquiera reconocidas como trabajo.

El trabajo doméstico remunerado es una labor degradada y precaria, con horarios que llegan hasta a 16 horas diarias, a cambio de salarios muy bajos y con niveles indignos de dependencia del empleador, señaló Navas en un informe al cual tuvo acceso M Semanal.

“Es una ocupación que tendría que haber desaparecido y cuya regulación contradice todos los derechos de los trabajadores, pero que ha tomado fuerza con la llegada de mujeres extranjeras”, insistió.

En el mismo documento se subraya que para dar solución a esta situación, los estados y países involucrados deberían operar sus fronteras de acuerdo a políticas de seguridad nacional que permitan tener mayor control de los movimientos fronterizos de personas, en un intento por disminuir la inestabilidad social y política que provoca el fenómeno migratorio en los límites territoriales colindantes con el país de destino.

Navas precisó que la campaña “Por ti: Amigo(a) migrante No + Trata”, tiene, entre otros objetivos, dar asistencia victimológica a quienes hayan sufrido de trata, así como promover la denuncia en contra de personas que violentan los derechos humanos de los migrantes.


Avances en la prevención y combate frontal a la trata de personas en Chiapas

A partir de la creación de la Ley para Combatir, Prevenir y Sancionar la Trata de Personas en el Estado de Chiapas en el año 2009, a propuesta del Ejecutivo estatal, la Procuraduría General de Justicia del Estado ha obtenido los resultados que se presentan abajo, los que la colocan como la instancia procuradora de justicia con mejores resultados en la materia en todo el país.

Aunque Chiapas es considerada una de las “capitales de la explotación sexual”, el procurador Raciel López se ufana de los resultados en el combate de la “esclavitud moderna”, ya que han detenido a 139 personas relacionadas con esos ilícitos.


Anuncios

Etiquetas: , , , ,

About margaritabéldam

Maestra en Ciencia Política y aprendiz de escritora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: