Acción diferida en Estados Unidos

El martes 31 de julio se organizó en la ciudad de Asheville en Carolina del Norte una reunión para informar a los jóvenes indocumentados y a sus familias lo que pueden y no pueden esperar de esta nueva orden administrativa que se deriva del alto a las deportaciones de jóvenes indocumentados anunciado por el presidente Barack Obama hace algunas semanas.
Mi primera sorpresa al acudir a la Vance Elementary School en el oeste de la ciudad, fue percatarme de que la gente estacionaba sus autos y caminaban en grupos mientras varias patrullas de policía permanecían vigilantes. Pasó por mi mente que esa reunión podría convertirse en una redada para las familias que acudieran. Afortunadamente no fue así. Creo que la policía llega como medida de prevención en los lugares donde van a estar reunidas muchas personas.
A pesar del calor dentro del auditorio, las seiscientas personas que calculo arribaron al evento permanecieron hasta el final y se enteraron sobre la Acción Diferida. Esta es la posibilidad de detener la deportación de los jóvenes indocumentados y se basa en una serie de requisitos correlacionados. Sin embargo, aunque se cumplan a cabalidad no garantizan que la protección será otorgada por el gobierno. Este tipo de proceso requiere la ayuda de un abogado, fue la primera advertencia de los panelistas. Los migrantes no deben dejarse engañar por personas que se presentan como notarios o notarios públicos.
En Estados Unidos, los notarios son personas comunes y corrientes, casi siempre sin mayor preparación académica en leyes, que están investidos con el poder de dar fe de algunos actos entre particulares, solicitando solamente la presencia de los interesados y sus identificaciones –licencias de conducir-. Su cuota por tal trabajo no sobrepasa los diez dólares. Nada que ver con los notarios públicos de México, donde el titular es un profesional y sus honorarios no descienden del equivalente a 500 dólares.
Entre otros, los principales requisitos para la Acción Diferida son haber llegado a Estados Unidos antes de tener 16 años, estar estudiando o haber terminado la high school o preparatoria, o ser un militar en activo, o haber sido retirado con honores, demostrar una estancia consecutiva en el país de 5 años previos al anuncio, ser mayor de 15 años y, un dato controversial, es ser menor de 31 años. Al tratarse de un trámite nuevo, la información fluye confusa y el mismo abogado panelista que dictaba la conferencia dijo desconocer si la fecha para no sobrepasar los 31 era el 15 de junio de 2012 o el día en que el posible beneficiario presente la solicitud.
La Acción Diferida es un permiso para trabajar o estudiar durante dos años en Estados Unidos a pesar de ser indocumentado, sin temor a ser deportado. No tiene nada que ver con la Green Card, ni con la residencia, ni con la naturalización, es decir, con la posibilidad de convertirse en ciudadano de Estados Unidos. Es sólo una protección que puede ser revocada en cualquier momento. Me queda claro que, antes de que empiece a aplicarse esta orden administrativa, tenemos más dudas que certezas y deseamos que se lleve a cabo y no se quede en una estrategia de campaña política.
Publicado en Verticediario.com y su edición impresa el 04 de agosto de 2012.

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

About margaritabéldam

Maestra en Ciencia Política y aprendiz de escritora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: