Racismo y migración

Italia fue uno de los países que más ciudadanos expulsó durante la Segunda Guerra Mundial, debido al fascismo impuesto por su líder político en ese entonces, Benito Mussolini. Los italianos se convirtieron en migrantes, llegaron a América Latina, se integraron y le dieron un rostro europeo, en especial a Argentina. Cuando los italianos decidieron que era momento de huir de las políticas exterminadoras de Hitler y Mussolini juntos, hallaron un lugar amable en Argentina, Uruguay, Paraguay, Chile y muchos otros países de habla española que recibieron oleadas de ellos.

Para los africanos del norte y del sur del Sahara, intentar llegar a Europa y, principalmente, a los países europeos que bordean las costas mediterráneas como España e Italia ha sido cuestión de vida o muerte durante las últimas décadas en que sus lugares de origen se mantienen en estados de miseria y tienen que sobrevivir con menos de un dólar diario y donde el hambre es una constante. No viajan a Europa a pasear o a estudiar, la mayoría de los africanos que emigran al viejo continente, van persiguiendo el anhelo de encontrar un trabajo que les permita enviar remesas a sus familias.

Me refiero en este artículo a Italia y a los migrantes africanos de cualquier parte de ese continente, porque en la actualidad existe una ministra italiana de origen congoleño al frente del Ministerio (Secretaría) de Integración llamada Cécile Kyenge. Tal vez no sería tan llamativo en nuestro país -donde se cubre a fuerza de mentiras y burlas el porcentaje de género- porque varias mujeres han presidido diferentes cargos en el gabinete presidencial mexicano durante varios sexenios.

En Italia, el caso que nos ocupa tiene la particularidad de que la Ministra de Integración es negra y ha recibido insultos de lo más vejatorios debido a su raza. El primero en mostrar su ignorancia, grado de escolaridad y de educación fue el Vicepresidente del Senado al comparar públicamente a la Ministra Kyenge con un orangután. Después, el sábado 27 de julio, durante un evento partidista, miembros de la extrema derecha se filtraron sólo para lanzar dos plátanos a la ministra, sin lograr alcanzarla, pero confirmando con este hecho su apoyo al concepto que el vicepresidente tiene de Cécile Kyenge.

En este caso, se mezclan dos prejuicios muy arraigados sobre los migrantes en casi cualquier país del mundo: que los inmigrantes no tienen la misma calidad humana que las personas nativas y que la raza negra es inferior a la blanca como se creía en las peores épocas de esclavismo. Para culminar, en el caso de la Ministra Kyenge en Italia, su condición de mujer se suma al machismo que pareciera no existir en esos países europeos. Sin embargo, los ataques a la primera Ministra mujer negra inmigrante, expresan racismo, machismo y el retorno cada vez más fuerte de los grupos de extrema derecha.

Publicado en Angulo 7 noticias, diario digital el 31 de julio de 2013.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

About margaritabéldam

Maestra en Ciencia Política y aprendiz de escritora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: