Señal

Parece el título de una película de ciencia ficción; no lo es. Es el nombre de la fotografía que ganó el premio Word Press. Su autor es John Stanmeyer, quien plasmó en una imagen la ansiedad de un pequeño grupo de migrantes, de paso por la ciudad de Yibuti, para comunicarse con sus seres queridos a través de sus teléfonos portátiles.
La República de Yibuti se encuentra en la estratégica zona conocida como cuerno de África, apenas separada de la península arábiga por una franja de agua salada que une al Mar Rojo con el Golfo de Adén. En este punto del planeta confluyeron el fotógrafo y los migrantes. Un grupo de hombres africanos adultos con la cara y los brazos hacia el cielo, la intensa luz de la luna en lo alto se refleja en sus rostros y en la superficie del mar en calma. Sus miradas fijas en las destellantes pantallas de los aparatos que tienen en sus manos; sus deseos pueden adivinarse en la tensión de sus cuerpos: encontrar una pequeña línea que represente la señal necesaria para poder hablar con sus familias en Etiopía, Somalia o Eritrea.
Oír la voz de la esposa, de los hijos, de los padres. Hacerles saber que están bien, acompañados en la soledad de la migración. Sentirse reconfortados en la decisión de abandonar lo conocido para arrostrar los peligros en un largo trayecto hacia regiones que suenan como paraísos. Su meta no es la Unión Europea o Estados Unidos, siempre en la mira de los migrantes. Es más fácil llegar a los ricos países árabes en esa estrecha zona en que los dos continentes –África y Asia- casi se besan.
Los obstáculos a lo largo de las fronteras pueden ser infinitos. Lo importante es mantener la esperanza de saltar las vallas, de surcar los mares, de cruzar los desiertos, de volverse invisibles a los cuerpos policiacos, de llegar y encontrar trabajo, ganar dinero para enviarlo a casa o para ahorrarlo y hacer venir a los que quedaron atrás, tal vez en algún campo de refugiados.
“Migramos buscando una vida mejor, pero siempre necesitamos estar conectados con el hogar. Pude ser cualquiera de esas personas tratando de localizar a mi familia. Estoy fuera (de casa) 250 días al año”, expresó Stanmeyer en una entrevista para The New York Times. De acuerdo al autor de la nota, James Estrin, la foto mezcla en forma genuina tres temas relevantes en la actualidad: tecnología, globalización y migración.

RÚBRICA
El 16 de este mes, se publicó una nota en la versión online de Los Angeles Times sobre los grupos de autodefensa que han proliferado en Guerrero y Michoacán. El texto –en inglés- se centra, sin embargo, en la inseguridad rampante en nuestro estado y en el atentado que sufrió el profesor Pioquinto Damián el 28 de enero. Asimismo, menciona las reacciones de los diferentes niveles de gobierno ante los hechos, como las promesas del gobernador Ángel Aguirre de poner en patrullas a 500 policías estatales en Chilpancingo. Dudo que esta sea la solución al enorme vacío de poder que tenemos en el estado y en el país.

Publicado completo el 19 de febrero de 2014 en http://www.angulo7.com y en http://www.verticediario.com así como en su edición impresa, sin el párrafo final de Rúbrica.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

About margaritabéldam

Maestra en Ciencia Política y aprendiz de escritora.

2 responses to “Señal”

  1. MARIEL says :

    La soledad de la migración… me gustó mucho, la fotografía, las palabras, gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: