Unión Europea: Judíos y Sefardíes

Dos noticias interesantes provienen del viejo continente esta semana. La primera es la aprobación, mediante referéndum, de una ley que empezaría a limitar la libre circulación de las personas en Suiza a partir de 2017. Con un 50.4% de los votos, el cobro de cuotas anuales por inmigración controlaría de facto el libre tránsito de los europeos en este país considerado uno con los más altos estándares de vida.
Lo más probable es que este nivel elevado es el que buscan los inmigrantes en Suiza y es el argumento usado en contra de continuar recibiéndolos acorde con los tratados de 2002 porque, según el gobierno, los inmigrantes aprovechan las ayudas públicas a los desempleados y se convierten en vividores del sistema social. Además, habrían ayudado a incrementar los precios de los bienes inmuebles, a saturar los trenes y las carreteras y generan competencia salarial desleal.
En fin que los platos rotos los pagan los inmigrantes, aunque en este caso no se trate de indocumentados, sino de ciudadanos de otros países europeos. Debemos recordar que la Unión Europea mantiene una política de puertas abiertas para –casi- todos sus ciudadanos, lo cual se estaría revocando dentro de tres años en Suiza.
La otra noticia es menos triste para la comunidad migrante. De acuerdo con el diario español El País, el gobierno de Mariano Rajoy estaría resarciendo errores cometidos por los Reyes Católicos hacia los judíos. Sí, leyó usted bien, la expulsión masiva o diáspora que sufrieron los judíos en 1492 podrá ser tomada como argumento –junto con pruebas fehacientes como el apellido y el uso del castellano medieval, entre otras- para estar considerados como posibles candidatos al pasaporte español.
Cinco mil doscientos apellidos amparando a 3,5 millones de judíos, componen la lista de los futuros ciudadanos españoles después de comprobar que sus antepasados se encontraban entre los expulsados del siglo XV. La noticia ha generado un interés desmesurado por parte de la comunidad sefardita que se ha volcado a sus consulados con dudas sobre el tema.
Con la mala situación económica por la que atraviesa España, los candidatos deben conseguir la nacionalidad española, buscar un país que sostenga un elevado nivel de vida y que mantenga la política de libre tránsito a los ciudadanos europeos. En realidad, reflexionando a fondo sobre el asunto quien saldría ganando al otorgar la nacionalidad a los descendientes de la diáspora sefardita es la propia España, debido a que la comunidad judía ha sido sinónimo de riquezas.

RÚBRICA
Convendría revisar el árbol genealógico y los archivos familiares para constatar que nuestros ancestros estuvieran entre los exiliados judíos víctimas de los Reyes Católicos, ¡Ja!. Aunque dudo que el mestizaje que se dio en América durante la colonización y épocas posteriores dejara más que unas gotas de la sangre original.

Publicado el 13 de febrero de 2014. en http://www.angulo7.com y en Vértice diario.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

About margaritabéldam

Maestra en Ciencia Política y aprendiz de escritora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: