Decisión judicial frena la acción ejecutiva de Obama

El lunes 16 por la noche el juez federal de distrito Andrew S. Hanen en Brownsville Texas, admitió la demanda civil de 26 estados de la Unión Americana en contra de la acción ejecutiva de Barack Obama para brindar un alivio migratorio a los cinco millones de indocumentados que tienen hijos residentes permanentes o ciudadanos de ese país.

El juez Hanen determinó que la causa presentaba los requerimientos mínimos legales para ser admitida a juicio, lo cual provocó la detención temporal del programa DAPA (Deferred Action for Parents of Americans and Lawfaul Permanent Residents) colocando a la comunidad indocumentada en estado de alarma por este obstáculo a la posibilidad de integrarse legalmente al país en donde radican y trabajan, algunos de ellos desde hace más de 15 años.

De acuerdo al juez, la admisión de la demanda se basa en el hecho de que el presidente Obama excedió su autoridad al expedir una acción ejecutiva sobre inmigración, un asunto en el cual sólo el Congreso tiene poder de decisión según su Constitución Federal. El principal argumento de los estados 26 estados demandantes es que la acción ejecutiva DAPA les causaría daños graves e irreparables como el gasto de 1.3 millones de dólares que Texas tuvo que erogar para controlar la crisis humanitaria que le generó el cruce ilegal de miles de niños y jóvenes indocumentados provenientes de Centroamérica en el verano del año pasado.

Para los indocumentados que se consideraban preparados para solicitar, hoy miércoles, los primeros formularios que les permitieran acogerse al DAPA y a la continuación del DACA (Acción Diferida para Jóvenes Indocumentados), la buena noticia es que la Casa Blanca anunció ayer que apelará el fallo del juez para que ambos puedan proseguir su curso, basada en que la acción ejecutiva que creó los programas se sustenta en una largamente establecida autoridad federal del presidente respecto a los asuntos de inmigración, donde los estados no tienen poder por sí mismos porque prima la supremacía federal. Doce estados más el Distrito de Columbia y 33 ciudades como New York y Los Ángeles respaldan la posición del presidente Obama, motivados por el probable incremento en los salarios mínimos y la consiguiente declaración de impuestos por parte de los indocumentados.

Esta mezcla de los poderes político y judicial se está volviendo cotidiana en el panorama internacional de hoy. En el caso particular, la amenaza de los políticos republicanos de impedir la aplicación de la acción ejecutiva del presidente demócrata sólo pudo ser cumplida a través de una medida judicial expedida por un juez conservador vinculado desde hace muchos años al partido republicano. Un buen golpe del Grand Old Party (GOP) asestado en el último minuto, pone en jaque al partido del asno (Donkey Party).

Publicado en verticediario.com (versión online e impresa) y en angulo7noticias.com el 18 de febrero de 2015.

Anuncios

Etiquetas: , ,

About margaritabéldam

Maestra en Ciencia Política y aprendiz de escritora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: