AYLAN

AYLAN

Para quienes dan saltos de alegría porque las puertas de los países europeos se han abierto, porque los corazones de sus ciudadanos se han ablandado y están dando la bienvenida antes que sus gobiernos a los inmigrantes sirios que están arribando por cualquier medio,  a través de cualquier ruta, a sus países, les tengo malas noticias.

Stricto sensu, los inmigrantes sirios que han creado y están insertos en la polémica crisis humanitaria europea en las últimas dos semanas son refugiados, no son inmigrantes económicos comunes, ellos no son bienvenidos. La gran diferencia es que en su país de origen, Siria, se está llevando a cabo una guerra desde hace casi un lustro y la vida de quienes emigran en calidad de refugiados peligra en forma cotidiana en su patria –en nuestro país la vida de todos está en riesgo desde hace casi una década, sin que podamos argumentar que provenimos de un territorio en guerra (de cárteles) para ser aceptados como refugiados, peccata minuta.-

En cambio, emigrante con calidad de refugiado era la familia de Aylan el pequeño niño que como pececito boquiabierto fue depositado suavemente por las olas en las costas de Turquía para generar un clamor general de indignación y solidaridad hacia los migrantes en general y, para quienes seguimos este tema a diario, hacia los refugiados en particular.

¡Qué impacto enorme tiene lo visual para la mayoría de la gente¡ Una sola imagen, sobrecogedora y triste, fue capaz de conmover a la opinión pública, lo que no ha hecho ningún llamado a la paz ni algún esfuerzo gubernamental o particular para que las crisis de inmigrantes en Europa y en cualquier otro lugar del mundo sean atendidas.

Tirado en la playa, boca abajo, con los brazos extendidos a lo largo del cuerpo, su ropita de bebé para estar en casa -no para salir a un largo viaje migratorio-, sus zapatitos mínimos con suela de plástico, Aylan parecería estar durmiendo una siesta sino fuera porque lo rodean las aguas de una última ola de la mañana. Nunca supo que era un emigrante en busca de un lugar tranquilo donde refugiarse. Tampoco deseó convertirse en mártir de los refugiados ni en representante de los migrantes de todo el mundo, ni en símbolo de la desesperanza en el mundo.

Lo único que Aylan hubiera deseado sería continuar aferrado a la mano de su padre, igual que su hermano, hubiera deseado que su madre viviera y que todos juntos lograran llegar a un país que los acogiera sin hipocresías y falsas buenas voluntades. O tal vez, Aylan sólo habría deseado no tener que salir nunca de su hogar, de su patria y de su país por la guerra para que ningún otro infante sea usado como escudo para llegar a la mente y a los corazones de la gente y de los gobiernos.

Ningún otro niño debe ser homenajeado por los dibujantes de todo el mundo por haber sido inmolado en el tránsito de un viaje migratorio infinito –siempre hay luchas por el poder en el mundo- debido a las guerras o a las carencias en sus países de origen. La muerte de Aylan despertó las conciencias de muchos pero también abrió una veta muy delicada para sus padres. Una línea que jamás deberían traspasar: la de usar a los niños como escudos para cruzar fronteras o para impedir la deportación.

Después de Aylan, los medios de comunicación se han centrado en imágenes de padres abrazando a sus hijos, aferrándose a ellos para evitar ser detenidos, gritando en su idioma que no regresarán por donde llegaron y que antes deberán matarlos, sabiendo que en su petición están jugando la vida de sus vástagos. Los niños como impacto visual para conmover a las masas no tienen que aparecer más en las noticias de la televisión, ni en los medios impresos ni en la internet, en ninguna noticia sobre cualquier tema, migratorio o no.

Anuncios

About margaritabéldam

Maestra en Ciencia Política y aprendiz de escritora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: