El Papa Francisco y los indocumentados en Estados Unidos

EL PAPA FRANCISCO Y LOS INDOCUMENTADOS EN ESTADOS UNIDOS

El primer Papa latinoamericano también es un migrante. Oriundo de Argentina (donde sus padres eran inmigrantes de primera generación), radica en El Vaticano como parte de su investidura papal y en el desempeño de su trabajo tiene que trasladarse a varios países a lo largo del año. La ocasión a que me refiero en esta nota sucedió en septiembre con Cuba y Estados Unidos como destinos. Aquí tuvo un miércoles de septiembre una jornada extraordinaria al referirse a un tema importante para los fieles latinos, la inmigración indocumentada.

Para el presente artículo, voy a dividir la información en dos aspectos que me parecen importantes. El primero puede ser nombrado la imagen, porque con una sola visión de lo sucedido, que se repitió en los principales noticieros, se puede tener un acercamiento al papel que el papa mantiene como representante de la iglesia católica en el mundo. Permitir que una niña de rasgos indígenas se acercara a él a pesar de los esfuerzos de sus subordinados para alejarla, expresa congruencia con su actitud de congraciarse con los más desprotegidos.

La demostración de afecto ante las cámaras hacia una niña latina –mexicana y sureña para más información- sublimó el encargo evangélico del pontífice y elevó a rango de heroína a la pequeña Sophie Cruz, quien corrigió su traspié primerizo de declarar que no había dicho nada al Papa en ese breve encuentro. En subsecuentes entrevistas se apropió de los micrófonos e hizo alarde de una memoria prodigiosa para su edad –además de impresionar a los impresionables con su dominio de la lengua de Shakespeare (es su lengua materna le recalcó a la amiguita que nunca ha visto a una “niña mexicanita hablar de corrido el inglés”)- repitiendo su discurso sobre los inmigrantes indocumentados (incluido su papá) y los beneficios que aportan a la economía de Estados Unidos. Aprovechó al máximo sus 15 minutos de fama. Bien por ella y por los indocumentados que tienen ahora en Sophie a una pequeña luchadora y a una gran portavoz de sus esfuerzos para que la reforma migratoria sea aprobada lo más rápido posible.

El segundo aspecto trascendental de la visita de Francisco al país del norte en septiembre pasado fue su mensaje sobre la inmigración en su discurso frente al presidente Barack Obama, al cual podríamos llamar la dedicatoria. “En siglos recientes, millones de personas vinieron a esta tierra para perseguir su sueño de construir un futuro en libertad. Nosotros, los pueblos de este continente, no tenemos miedo de los extranjeros porque la mayoría de nosotros alguna vez fuimos extranjeros. Como hijo de inmigrantes les digo que sé que muchos de ustedes también descienden de inmigrantes”.

Involucrarse a sí mismo y a sus antecesores en la suerte que corren aquellos que inician una vida nueva en un país diferente al de su origen es solidaridad, pero abordar un tema tan delicado en uno de los países que más problemas tiene en la actualidad con los indocumentados es rozar los límites de la diplomacia y acercarse al despeñadero de la intromisión en los asuntos internos de un país. Sin embargo, esa parece la línea de Francisco, el Papa migrante, decir las cosas como las percibe y atreverse a caminar senderos no gratos para los gobiernos.

La semana pasada se anunció que el Sumo Pontífice vendrá a México el próximo año, preparémonos para ver y escuchar lo que tiene que hacer y expresar sobre Ayotzinapa, un tema delicado para nuestro gobierno, tanto que fue el nudo gordiano que impidió que el Papa Francisco entrara a Estados Unidos desde Ciudad Juárez. Será relevante atestiguar lo que le permitirá realizar el gobierno mexicano sobre el tópico de los 43 desaparecidos, sin creer que se le está exhibiendo en sus fallas o se está sobrepasando los límites de su poder. Al final, existe una gran diferencia entre el tema de los inmigrantes en Estados Unidos y Barack Obama y el de Ayotzinapa en México con Enrique Peña Nieto encabezando el gobierno. Allá el presidente Obama está a favor de los indocumentados y  de la reforma migratoria, aquí Peña Nieto quisiera olvidar Iguala y sus consecuencias.

Anuncios

About margaritabéldam

Maestra en Ciencia Política y aprendiz de escritora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: